Chiles en Nogada

Los chiles poblanos asados rellenos con una sabrosa mezcla de carne molida, frutas dulces y nueces son uno de los platillos mexicanos clásicos de las fiestas. También es uno de los favoritos durante la celebración de la independencia ya que se decora con salsa blanca de nueces, semillas rojas de granada y perejil verde, los colores de la bandera mexicana.

Ingredientes
Preparación
30 mins Tiempo de preparación 1 hr Tiempo de cocción
30 mins Tiempo de preparación
1 hr Tiempo de cocción
  • 1. Precaliente el horno a 350°F. Caliente el aceite en un sartén grande a fuego medio alto. Agregue el cerdo, la cebolla y el ajo en polvo, y cocine revolviendo durante 8 minutos o hasta que el cerdo pierda el tono rosado. Agregue los tomates, la manzana, los piñones, 2 cucharadas de perejil, las pasas, la sal, la canela y el clavo molido. Mezcle bien. Reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante 10 minutos. Enfríe levemente.

  • 2. Divida la mezcla de carne entre los chiles y distribuya con cuidado el relleno para que quede uniforme. Colóquelos en un molde para hornear rociado levemente con spray antiadherente.

  • 3. Hornee durante 30 minutos o hasta que estén bien calientes.

  • 4. Mientras tanto, para hacer la salsa de nogada, coloque las nueces, la crema, el queso fresco y la leche en el recipiente de una licuadora y tape la licuadora. Licúe a alta velocidad hasta que se eliminen los grumos. Caliente la salsa antes de servir. Sirva cada chile con un 1/4 taza de salsa de nogada por encima. Espolvoree con el perejil picado restante, las semillas de granada y canela molida adicional, si lo desea.

Consejo de cocina

Para asar los chiles: Coloque la rejilla para asar entre 4 o 6 pulgadas del fuego. Ponga la parrilla a temperatura alta. Coloque los chiles en una bandeja para asar forrado con papel de aluminio. Ase de 8 a 10 minutos o hasta que estén uniformemente negros, girándolos ocasionalmente. O bien, coloque 1 o 2 chiles por vez directamente sobre el quemador de la estufa de gas a fuego medio. Ase de 6 a 8 minutos o hasta que estén negros, volteándolos ocasionalmente con pinzas largas. Colóquelos en un recipiente grande. Cúbralos bien con papel de aluminio. Deje reposar de 20 a 30 minutos o hasta que se hayan enfriado. Despegue la piel negra. Haga una cortada de 2 pulgadas de largo en cada chile. Retire las semillas y las venas con cuidado para no desgarrar el chile, ya que deben permanecer enteros.

Para pelar las nueces: Hierva 3 tazas de agua en una cacerola grande. Añada las nueces y hiérvalas de 4 a 6 minutos. Escurra y enjuague las nueces. La mayor parte de la piel amarga ya se habrá quitado.

Note: 0

Añadir su opinión

Top