IntroductionSweet Life Bake
Vianney Rodriguez
Hola soy Vianney, un Tejana orgullosa, criada por padres mexicanos, foodie de sur de Texas y desarrolladora de recetas. Me encanta la fotografía de alimentos y satisfacer estómagos hambrientos con sabores deliciosos y comida fascinante.

¡Preparen sus tazones!

Cuando era niña, mi familia le daba la bienvenida al final de la temporada de fiestas navideñas con tazones calientes de pozole. Nuestra celebración de fin de invierno consistía en sentarnos con un juego de mesa, riendo y disfrutando de un delicioso pozole casero.

Mi mamá solía empezar a preparar una olla grande de pozole desde la mañana. La olla de pozole hervía en la estufa durante todo el día llenando nuestra casa con cálidos aromas reconfortantes. Después de que habíamos terminado con nuestro juego de mesa, mamá adornaba la mesa con tazones llenos de guarniciones para añadir a nuestro pozole… ingredientes frescos como rábanos, cilantro, pico de gallo, aguacate y queso fresco.

Mi papá se la pasaba sirviendo plato tras plato de pozole, asegurándose de que cada plato tuviera suficiente maíz pozolero (nuestra parte favorita). Gustosos comíamos este reconfortante caldo casero. El calor de la cocina, estar rodeado de mi familia y todas las promesas que llegan con el Año Nuevo son solo algunas de las razones por las cuales me encanta el pozole.

La olla de pozole hervía en la estufa durante todo el día llenando nuestra casa con cálidos aromas reconfortantes.

La olla de pozole hervía en la estufa durante todo el día llenando nuestra casa con cálidos aromas reconfortantes.

El pozole es un caldo tradicional mexicano que se puede hacer con pollo o carne de cerdo. Variaciones de este platillo incluyen pozole rojo (hecho con chiles secos) y pozole verde (hecho con tomatillos).

Me encanta la receta para pozole rojo tradicional de mi mamá, pero en días en que se me antoja la comida casera de mamá o simplemente estoy extrañando a mi familia, preparo este facilísimo pozole verde de pollo. También aprovecho esta oportunidad para hacer unos cambios a la receta tradicional de mi mamá, como añadir algunas de mis especias favoritas, para darle un toque nuevo e inesperado a este platillo.

El primer paso en transformar esta receta es de reducir el tiempo de cocción a la mitad. En lugar de cocer el pollo, compre un pollo rostizado en el supermercado. También decidí utilizar mi olla de cocción lenta para hacer mi pozole. Fácilmente puedo colocar todos los ingredientes en mi olla de cocción lenta y la cena estará lista después de un día ocupado.

Ahora a seguir con las especias. Utilicé comino molido, lo cual complementa perfectamente el maíz pozolero, y añadí mucho orégano para darle un toque de calidez al pozole. También aumente el sabor al agregar un poco de achiote molido. El achiote molido proviene de las semillas de annatto y es un ingrediente básico en la cocina latina. Les añade un color naranja vibrante a platillos como los sofritos, estofados, caldos, carnes, mariscos y arroz. El achiote tiene un sabor ahumado y terroso, el cual me encanta y busco cualquier excusa para añadirlo a mis platillos.

Pozole Verde Cocido a Fuego Lento

Ingredientes

Ver receta completa>
Top